Mascarilla de bicarbonato de sodio para deshacerte de las ojeras rápidamente

Loretta Chantiri
Mascarilla-de-bicarbonato-de-sodio-para-deshacerte-de-las-ojeras-rápidamente 04/06/20

No se ustedes, pero hay quienes vivimos siempre con ojeras, y ni durmiendo ni con cremas se nos quitan, sin embargo, existe un eficaz remedio con bicarbonato de sodio que actúa rapidísimo, en tan solo 20 minutos puedes comenzar a eliminar el problema.

Andar por la vida con esos marcados círculos negros debajo de los ojos solo nos hace lucir agotadas y sin energía, y para corregirlo, algunas solemos aplicar un poquito de corrector y problema solucionado… por un ratito nada más. Pero afortunadamente, existen otros métodos para eliminar de una vez por todas el molesto aspecto y que además, no hacen daño a nuestra piel.

El bicarbonato de sodio es bastante recomendado para exfoliar, purificar y eliminar células muertas del cuello, axilas, codos, rodillas y articulaciones, claro, si es que no tienes la piel muy sensible. También, entre sus compuestos se encuentra un neutralizador de pH y sodio los cuales reparan y aclaran la piel lo que lo hace perfecto para eliminar las ojeras y las bolsas debajo de los ojos.

Mascarilla-de-bicarbonato-de-sodio-para-deshacerte-de-las-ojeras-rápidamente 04/06/20

(Foto: Pixabay)

Si quieres probar con el bicarbonato de sodio y reducir la inflamación, apariencia de fatiga, insomnio, estrés en tu rostro, lo único que debes de hacer es preparar esta mascarilla:

  • Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua caliente o té de manzanilla
  • Remoja dos círculos de algodón en la mezcla y déjalos reposar debajo de tus ojos entre 15 y 30 minutos.
  • Retira los algodones y coloca un poquito de aceite de coco. Si no tienes, utiliza algún hidratante como vaselina o crema para ojos si es que ocupas.

Realiza este proceso diario durante dos semanas y verás como finalmente se eliminan esas ojeras y bolsas debajo de los ojos que tanto nos molestan. No está de mas decir que es un proceso super sencillo y barato.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas