¿Cómo saber si tus cosméticos son libres de crueldad animal?

Leilani Díaz

El cortometraje ‘Save Ralph’, que exhibe la realidad en la que viven los animales de laboratorio usados para probar cosméticos y que conmovió a todos en redes sociales, abrió un debate que por décadas hemos obviado como sociedad. Afortunadamente, dicha campaña de la ONG Human Society International (HSI), parece haber abierto los ojos de miles de personas que ahora se preguntan si los cosméticos que suelen comprar son libres de crueldad animal.

Si ese es tu caso y quieres comenzar a consumir productos ‘cruelty free’ (es decir, aquellos que están libres de maltrato animal y que no han sido probados en ningún ser vivo), aquí te dejamos las formas más fáciles para identificar si una marca es libre de crueldad animal.

Fíjate en el símbolo de conejo

Cuando estés por comprar tus cosméticos, fíjate si cuentan con el símbolo del conejo en los empaques. Algunos pueden variar, según la marca, y pueden tener un conejo, unas orejas o una silueta de este animalito, pero todos deben contar con la leyenda ‘cruelty free’ o ‘not tested on animals’.

Identifica las marcas ‘cruelty free’ mediante el símbolo del conejo | Foto: Freepik

Productos libres de crueldad animal que no lo indican en el empaque

Hay empresas pequeñas o medianas que no cuentan con el emblema del conejo en los empaques de sus productos, ya sea porque no cuentan con suficiente presupuesto para pagar la certificación o porque en algunos países no es obligatorio poner la leyenda de ‘cruelty free’.

Si quieres estar seguro de que esas marcas en específico que tanto te gustan y no especifican nada en su empaque, son libres de crueldad animal, deberás tomarte algunos minutos para investigar en internet.

Para ello, PETA tiene un listado de marcas registradas como libres de crueldad animal que puedes consultar cada vez que lo necesites, o bien, revisa la página de internet de la marca, en las secciones ‘about us’ o ‘FAQ’ para conocer si realizan pruebas en animales.

¿Son de China?

Fíjate si el producto fue fabricado en China o la marca es originaria de allí, pues las leyes de aquel país exigían (hasta hace unos años) que se demostrara en animales que los cosméticos no eran dañinos para la salud, lo cual algunas empresas siguen haciendo y, de hecho, se sigue exigiendo en dos casos: cuando los productos son importados y cuando son de uso especial como tintes y blanqueadores.

En México, los testeos en animales no están del todo regulados y, se estima que al menos 5 millones de animales sufren este tipo de maltratos cada año, tan sólo en territorio nacional.

Te recomendamos:

¿Ya nos sigues en redes sociales? Encuéntranos en Facebook, YouTube e Instagram.

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas