Cómo lavar tus pestañas postizas para evitar ácaros y peligrosas infecciones

Katia Muciño Briseño

Tener unas pestañas hermosas y sanas es posible. Cuidar nuestra belleza no es sinónimo de dolor y sufrimiento a cambio de perfección, al contrario, es una cuestión de higiene y disciplina. Hoy sabrás cómo lavar tus pestañas postizas y protegerlas de bacterias.

Sabemos que cuando nuestras pestañas no son muy largas recurrimos a utilizar el método de las pestañas postizas. Tiene muchos beneficios usarlas para ocasiones especiales, sin embargo, podría ser un espacio que propicie la formación de ácaros.

Estudios de optometristas en Estados Unidos han reportado el incremento de pacientes con ácaros. Este padecimiento lo atribuyen al uso excesivo de pestañas postizas y lavado incorrecto de las mismas. La doctora Sairah Malik recalca la importancia de usarlas y limpiarlas correctamente para evitar la formación de ácaros en los folículos y otras infecciones.

Aprende a lavar correctamente tus pestañas postizas y evita ácaros. Fuente: Pixabay

Cómo lavar pestañas postizas paso a paso

Si tienes comezón, inflamación, enrojecimiento y ardor en tus pestañas es posible que tengas ácaros en tus pestañas. No es el fin del mundo y por eso te enseñaremos cómo lavar tus pestañas de la mejor manera para evitar infecciones.

¿Cómo lavar tus pestañas postizas? Lo primero que debes saber es que debes incluir en tu rutina de skincare un aceite de árbol de té para limpiarlas y fortalecerlas, esto lo recomienda la doctora Malik. Te recomendamos dejar que tus pestañas respiren de estos líquidos mínimo dos semanas antes de la siguiente aplicación del material artificial.

Paso a paso para la limpieza correcta

  1. Desinfecta tus manos y espacio
  2. Junta el material que necesitarás como pads de algodón, cepillo para pestañas, desmaquillante para ojos, toalla para secar desechable y un poco de agua.
  3. Cierra el ojo completamente y con una piza o brocha especial aplica el desmaquillante en tu ojo con suaves movimientos.
  4. Toma varios pads de algodón y derrama un poco de agua sobre tus pestañas con el ojo cerrado para limpiar.
  5. Recuerda no jalar tus pestañas para no lastimarte.
  6. Toma la toalla desechable y colócala cerca de tu ojo para secar con precaución.
  7. Toma el cepillo para pestañas y comienza a pasarlo en ellas para eliminar excesos de jabón o agua.
  8. Utiliza una secadora a una distancia considerable de tu rostro y enciéndela para que el calor elimine el agua de tu pestaña.
  9. Limpia exceso de agua en tu rostro y repite cada tres días.

Tip. Antes de limpiar tus pestañas sumerge tus manos en un tazón con jabón antibacterial y agua. Esto ayudará a que en ningún momento tu piel pueda transportar alguna bacteria al rostro.

Conoce nuestro canal de Youtube.  Te recomendamos el siguiente video que te ayudará a mejorar la apariencia de tus plantas: 

Escrito por
Katia Muciño Briseño

Relacionadas