Cómo hacer tu propio corrector de ojeras de tu tono y con poco dinero

Belem Capetillo

Ya sea porque no dormimos bien o porque lloramos y lloramos con esa película romántica, el corrector de ojeras es un aliado de belleza tenemos siempre a la mano. Pero si el tuyo se terminó y te acabas de dar cuenta, descubre cómo hacer tu propio corrector en casa.

Es de esos productos que nos encantan porque ayuda a disimular esos detallitos del rostro que no nos terminan de encantar. Además, aporta luminosidad y evidencia lo mejor de nosotras.

Además de que se usa para cubrir ojeras y cualquier otro tipo de pigmentación, es cada vez más común que se use para perfeccionar la forma de las cejas.

Es mucho más económico que comprar uno nuevo | Foto: Pexels

¿Cómo hacer tu propio corrector en casa?

Ahora que atravesamos la pandemia por el coronavirus y usamos cubrebocas todo el tiempo, se recomienda evitar las bases de alta cobertura y el corrector toma su lugar al disimular cicatrices y manchitas. Así que haz tu propio corrector en casa.

Ingredientes

  • 250 gramos de manteca de karité.
  • 200 gramos de aceite de argán.
  • 150 gramos de cera de abejas.
  • Gel de aloe vera.
  • 6 gotas de aceite esencial de hamamelis.
  • 50 gramos de arcilla de caolín.
  • Cacao en polvo.

El aloe vera hidrata tu piel | Foto: Pixabay

Preparación

Primero, derrite al baño maría la manteca de karité, el aceite de argán y la cera de abejas. Y cuando se hayan disuelto esos tres ingredientes, añade el aloe vera y las gotas de aceite de hamamelis.

Una vez que tengas una pasta suave, debes sacar la mezcla del fuego y añade la arcilla y el cacao en polvo. Estos ingredientes van a dar color a tu corrector, así que añade más o menos según tu tono de piel.

Que el tono de sea uno o dos tonos más claro que el de tu piel | Foto: Pexels

Cuando esté todo bien mezclado, deja que se enfríe. Finalmente, guárdalo en un recipiente limpio y lo puedes aplicar cuando lo necesites. Ya tiene tu propio corrector hecho en casa y, además, con ingredientes 100% naturales.

Y si quieres conseguir mejores resultados, la clave está en que trates tus ojeras, por ejemplo, con bolsas de té verde. Cuida la salud de tu rostro y, después, encárgate del maquillaje que solo es un plus.

La belleza no tiene por qué costar tanto, compruébalo preparando tu propio corrector casero.

Con información de OKDIARIO.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas