Cómo hacer cubitos de hielo de agua de arroz para tener un cutis más terso y luminoso 

Alejandra Chavarria

Con el boom del skincare y el cuidado de la piel está claro que tener un rostro suave e hidratado es posible sin tener que gastar en productos costosos o tratamientos invasivos. Hoy en día, las alternativas naturales han recobrado protagonismo, por ello en esta ocasión te compartimos cómo hacer cubitos de hielo con agua de arroz para tener un cutis más terso y luminoso.

De acuerdo con un estudio publicado en Hindawi: Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, el agua de arroz estimula la producción de colágeno en el cuerpo, además de mantener la elasticidad de la piel y prevenir la aparición de arrugas prematuras.

Se trata de un producto muy requerido de la cosmética natural y casera que se utiliza como tónico para eliminar las impurezas y las células muertas del rostro acumuladas durante el día, lo que ayuda a controlar la aparición del acné y controlar el brillo en exceso.

Expertos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN) indicaron que el arroz es un cereal que es fuente de vitamina B6 y niacina, las cuales poseen propiedades antiinflamatorias.  En el caso de los cubos, la intención es someter la piel a bajas temperaturas para mantener la piel más firme y desinflamada.

Asimismo, el hielo en la cara es efectivo para activar la circulación, reducir la hinchazón por las mañanas, cerrar poros y reducir las ojeras.

Tónico casero con agua de arroz para tener una piel más saludable.

Lo que necesitas:

-Una taza de arroz blanco

-Tres tazas de agua

Preparación:

Primero remoja la taza de arroz en tres tazas de agua.

Deja reposar toda la noche o hierve a bajo fuego durante media hora.

Finalmente licúa la mezcla, viértela en una hielera y llévala al congelador al menos 4 horas.

Para su aplicación en rostro, primero limpia tu rostro completamente. Después envuelve los cubos de hielo en un pañuelo, ya que el contacto directo con la piel puede causar quemaduras.

Pasa los cubos sobre el cutis hasta que se derritan haciendo movimientos circulares. De inmediato aplica crema humectante y realiza este procedimiento diario antes de dormir. Enjuaga al día siguiente.

Es importante recordar que este tipo de remedios caseros no sustituyen los tratamientos recomendados por dermatólogos, por lo que sería ideal consultar a un especialista antes de prepararlos.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas