¿Qué es la luz azul y cómo afecta a nuestra piel?

Loretta Chantiri
Qué-es-la-luz-azul-y-cómo-afecta-a-nuestra-piel 07/06/20

Quizás has estado escuchando bastante acerca de la luz azul y lo mucho que puede llegar a afectar a nuestra piel ahora que hemos estado confinados en casa debido a la cuarentena, pero, si desconoces por completo de que trata este fenómeno, a continuación te lo explicamos para que empieces a cuidarte al máximo de ahora en adelante.

Los celulares, las tablets, laptops e incluso televisores y focos de LED son fuentes de luz azul, es por eso que durante la pandemia el tema ha estado generando revuelo ya que, al estar todo el día en casa, entre trabajo y entretenimiento, la mayoría nos la vivimos pegados a nuestros dispositivos a lo que lleva a preguntarnos, ¿deberíamos estar más preocupados por el daño que ha estado recibiendo nuestra piel últimamente?

Bien nos han contado de los daños que genera la luz ultravioleta (UV) como el envejecimiento de la piel y cáncer, por ejemplo, pero actualmente, la ciencia no descifra al 100% qué es lo que los efectos de las luces azules, especialmente en interiores, generan en nosotros. Muy parecido a la UV, provoca envejecimiento prematuro e hiperpigmentación pero, ¿hacia dónde va el verdadero problema?

Qué-es-la-luz-azul-y-cómo-afecta-a-nuestra-piel 07/06/20

(Foto: Pixabay)

Luz azul

Para empezar, esta luz a diferencia de la UV es visible, quizás no se percibe mucho cuando estamos en casa por las otras fuentes de luz cálida que se mezclan, pero en sí esta presente en los aparatos que ocupamos todos los días y de cierto modo nos daña poco a poco.

Es importante recalcar que los efectos en nuestra piel aún no son realmente comprendidos y de hecho, los expertos apuntan más a otro tipo de problemas que el nuestra dermis. Por ejemplo, la dermatóloga Michelle Henry (vía The New York Times) menciona que “la luz azul daña la retina y reduce la liberación de melatonina, así que interrumpe tu ciclo de sueño”

Y desde luego, el efecto que puede tener en nosotros está luz azul es directamente proporcional al uso que le damos a nuestros aparatos y a la distancia que tenemos con ellos. “Recibirás menos luz azul proveniente de tu televisión que de tu computadora porque está más lejos. Y más luz azul de tu celular que de tu computadora porque tu celular está muy cerca de tu rostro” dijo Henry. Pero, respondiendo a la pregunta del millón…

¿Cómo se daña mi piel debido a esta luz?

La luz ultravioleta daña directamente el ADN de las células pero la luz azul destruye el colágeno mediante el estrés oxidativo. Tenemos un químico en la piel llamado flavina que absorbe la luz azul. La reacción que se da durante dicha absorción produce moléculas inestables de oxígeno (radicales libres) las cuales dañan la piel.

“Entran y básicamente hacen agujeros en tu colágeno”, explicó la dermatóloga Michelle Henry. Y por supuesto, es bastante importante recalcar que los estudios que se han realizado en torno a los daños de la luz azul apuntan a que es mucho mas dañina en pieles de tes oscura que clara mientras que que la luz o rayos UV son al revés, suelen afectar a pieles más blancas que las morenas.

Muchos expertos también señalan a que la luz azul tiene sus beneficios ya que ha sido alta mente utilizada para tratar el acné y por otra parte, puede mejorar el estado de ánimo y la memoria así que no es tan sencillo definir si es del todo mala o si es, dentro de lo que cabe, buena.

¿Cómo puedo evitar el daño en mi piel?

La forma más sencilla es reduciendo en la medida de lo posible el uso de los dispositivos mencionados, intervenir en el brillo que proporcionan el cual puede ser medido manualmente y si existe la opción del “modo nocturno” como en algunos celulares y productos de la marca Apple, lo mejor sería activarlo ya que genera un tono más cálido en las pantallas. También, puedes cambiar tus focos de casa de luz LED estándar por versiones que emitan menos luz azul.

Y claro, por siempre lo más recomendado por expertos y dermatólogos es el uso de bloqueador solar todos los días, que mínimo tenga una protección de 50 fps.

Ya se viene hablando desde hace tiempo de lo importante que es y será utilizar bloqueador en nuestro rostro diario, en gran medida por los rayos del sol y los grandes riesgos que ahora representan pero también, los bloqueadores nos protegen de las luces azules y artificiales que dañan nuestra piel.

Siguiendo estos últimos pasos es muy posible que el cuidado de la piel sea el óptimo y vale la pena mencionar que no debemos preocuparnos. Si bien, la mayoría de la luz azul, ademas de los rayos UV, que recibimos en el día viene por parte del sol así que, posiblemente, ahora que hemos estado recluidos en casa recibamos mucho menos luz azul de la que estábamos normalmente acostumbrados.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas