¿Por qué algunos vinos pueden oler a “pipí de gato”?

Alejandra Chavarria

A propósito de la polémica sobre los vinos que comercializó la influencer Anna Sarelly muchas personas han comenzado a cuestionarse por qué una botella puede oler a pipí de gato. Y para sorpresa de varios, es aún más común de lo que parece que huela de esta forma. 

Sin embargo, hay que conocer un poco más sobre las razones científicas que se encuentran detrás de este peculiar aroma que podría resultar desagradable, pero es mucho más normal de lo que parece.  Se trata de la molécula 4-metoxi-2-metil-mercaptanobutano la culpable de que percibas este olor al acercarte a una botella o incluso al darle un sorbo a tu copa. 

La razón por la que el vino huele a pipí de gato -o da esta incómoda impresión- se debe en gran medida a las uvas, raíces o ciertos frutos que se le añaden a la preparación para conseguir los sabores de esta bebida alcóholica que es muy popular en el mundo.

Foto: Unsplash

En el mundo animal este olor está directamente relacionado con el hecho de que los felinos marcan su territorio; por eso para los humanos puede no ser altamente sensible al olfato, pero aquellos que tienen un gato como mascota podrían reconocer estas notas aromáticas sin mayor problema.

¿Qué es lo que hace que el vino huela a pipí de gato?

De acuerdo con los expertos en degustación de esta bebida fermentada el olor a pipí de gato en la botella de vino se debe a una recolección poco adecuada de la uva; podría no haber estado madura al momento de ser dispuesta para la preparación. Sin embargo, también es considerada una “virtud” en vinos de alta calidad.

Cuando el aroma a orines de gato es sutil, para los enólogos es sinónimo de que la mezcla de aromas ocurrió de manera correcta; principalmente porque este debe quedar oculto tras los efluvios de la vid de Sauvignon blanc. Sin embargo, si el dolor es fuerte y penetrante e incluso aromatiza la botella, es sinónimo de mala calidad.

De manera ideal los vinos elaborados a base de Savignon Blanc no deben perder el toque de elegancia, por lo tanto cuando tomes un sorbo de esta bebida y te percates de un sabor que evoca al olor de los orines de gato quiere decir que la uva fue recogida antes de su completa madurez y se trata de un vino de mala calidad, como indican los expertos de “Vinateur”.

 

***

 

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas