¡Comprobado! La felicidad NO está en el matrimonio

Leilani Díaz

Tras siglos de prejuicios en contra de las personas que deciden mantener su soltería para toda la vida, finalmente la ciencia comprobó que, en realidad, la felicidad no está en el matrimonio y, de hecho, es más fácil encontrarla cuando se permanece sin la complicada vida en pareja.

Según un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Wisconsin, existe un alto grado de incompatibilidad entre ser feliz y vivir en pareja.

Para llegar a esta conclusión, los especialistas analizaron el estado anímico de un grupo de 100 voluntarios casados y solteros, de los cuales, las parejas casadas demostraron que cuanto más tiempo se pasa en el matrimonio, cuesta mucho más trabajo recuperarse de las experiencias negativas, además de resultar más vulnerables a la depresión.

Por otra parte, un estudio reciente indicó que cuando se contrae matrimonio, incrementa la exigencia laboral de manera considerable, lo cual se traduce en un obstáculo para formar una familia; además de que la vida en pareja reduce al mínimo la convivencia con los amigos y familiares.

(Foto: iStock)

Además, otro factor que influye es que después de cierto tiempo, el matrimonio deriva en un aumento de peso. Esto se debe a que la vida en pareja tiene sus altas y bajas, lo cual provoca ansiedad, sobrepeso y hasta problemas cardiovasculares.

De acuerdo con la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), cuando una persona se enamora puede aumentar alrededor de 4.5 kilos desde que comienza a salir con su pareja hasta que la relación se consolida.

Así que aunque no podemos generalizar, ya que cada persona es dueña de su propia felicidad y todos los caminos son distintos para cada quien, lo revelado por estas investigaciones pone en tela de juicio lo que muchas personas dan por hecho: ¿el matrimonio realmente es la clave de la felicidad?, ¿o uno debe comenzar la vida en pareja siendo feliz como individuo antes que esperar que tu esposo o esposa te “haga feliz”?

Información de University of Wisconsin-Madison.

Te recomendamos:

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas