¿En verdad comer bolillo ayuda para quitar el susto?

Loretta Chantiri
En-verdad-comer-bolillo-ayuda-para-quitar-el-susto 23/06/20

Todos nos hemos asustado alguna vez en nuestra vida y muy probablemente, a la mayoría nos han dicho que “un bolillito pal’ susto” es la mejor opción para esos momentos de angustia y tensión. Pero a todo esto, ¿en verdad comer bolillo ayuda a calmar o quitar tal sensación?

Será frase de mamá, de tía o de abuelita, pero desde hace años, la cultura popular mexicana le ha dado al bolillo y al pan en general el increíble poder mágico de curar el malestar que genera el miedo. Y si bien ayuda en distintos aspectos físicos que genera nuestro cuerpo a la hora de alertarnos, no es un remedio mágico como tal.

No es ningún misterio saber que nuestra cerebro actúa de forma defensiva a la hora de asustarnos. Gracias a la amígdala cerebral la cual forma parte del sistema límbico y procesa todo lo relativo a nuestras reacciones emocionales, es que podemos reaccionar antes este tipo de situaciones, sin embargo, son otras partes de nuestro cuerpo las que se ven afectadas, como por ejemplo nuestro estómago.

Generalmente cuando entramos en estado de miedo, de alerta, de nervios intensos, podemos sentirlo inmediatamente en nuestro estomago, esto porque se incrementan los jugos gástricos y por ejemplo, si tenías el estómago vacío antes de un temblor, es probable que sientas un tremendo malestar que, con ayuda de un bolillo o cualquier tipo de pan, incluso una tortilla fría, lograrás asentar y sentir una gran sensación de alivio.

En-verdad-comer-bolillo-ayuda-para-quitar-el-susto 23/06/20

(Foto: Pixabay)

Por otra parte, cuando nos asustamos la glucosa puede bajar y comer pan ayuda a reajustar los niveles de esta sustancia en nuestro cuerpo. También, el simple hecho de comer, de llevar algo a la boca, puede ayudar a calmar la ansiedad.

Así  que ya lo sabes, comer bolillo no es un remedio mágico ni mucho menos, simplemente ayuda a regular ciertos niveles que nuestro cuerpo altera a la hora de asustarnos. Pero eso sí, la mayor recompensa está en su simple pero delicioso sabor el cual seguro te hará sentir mucho mejor.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas